Cerrar

Babio

Un mundo lleno de emociones

Se dice del Amazonas que es el 'pulmón de la Tierra'. Hablar de sus cifras y datos produce vértigo: una extensión de 6.700 kilómetros, con un promedio de ancho de 40 kilómetros; su cuenca, la selva amazónica, abarca una superficie de más de seis millones de kilómetros cuadrados, más de diez veces el tamaño de Francia; se estima que una quinta parte de todas las especies de aves del mundo se encuentran allí, estando identificados más de dos millones y medio de insectos...

Por todo esto, adentrarse en el Amazonas es una experiencia inolvidable, llena de sorpresas naturales y cubierta de una energía vital desbordante e indescriptible. Un viaje en el que la naturaleza atrapa los sentidos del viajero, y se muestra con todo su esplendor, su belleza, su inmensidad... Un mundo lleno de emociones. ¿Te atreves?

Manuel Babío

Mundo Amazonas

Amazonas

 
A pesar de presentar diferencias importantes con la opción "Descubriendo la Amazonia", este viaje también es especial. Nos movemos en un entorno, una cultura y costumbres muy diferentes a las nuestras. Eso pide tener una mente abierta, flexibilidad y capacidad de adaptación a una nueva cultura y forma de vida por parte de los viajeros. Aún sirviéndose de los servicios de más alta gama del lugar, no coincidirán con el estándar europeo; las circunstancias meteorógicas también son especiales, así como la gastronomía. Y la selva, aún con lujo (y afortunadamente) siempre será la selva. No es un recinto turístico, ni mucho menos acotado y controlado.
 

El acompañante conoce bien el entorno, y siempre estará disponible para conocer posibles alternativas, opciones de actividades, etc.

Dependiendo del tiempo que se emplee en visitar ciertos lugares, el estado de las carreteras, circunstancias climatológicas y otros condicionantes inherentes al país se podrá cumplir con todas las previsiones de actividades.

Clima

Manaos tiene un clima ecuatorial debido a su localización tan próxima a este paralelo. Normalmente hace calor, y hay mucha humedad. Las temperturas mínimas no suelen descender de los 22 grados, y son muy frecuentes las tormentas tropicales.

Equipaje

Se recomienda llevar una mochila auxiliar, para no tener que desplazarse siempre (por ejemplo, en la selva) con todo el equipaje.

Nosotros solemos incluir, entre otras cosas:

  • Ropa fresca y bermudas.
  • Por lo menos un pantalón largo, un calzado cerrado y una prenda de manga larga (necesario en la selva).
  • Chanclas y sandalias.
  • Imprescindible:  repelente de insectos fuerte
  • Gorro o bisera.
  • Protector solar y gafas de sol

Nota: prácticamente todo se puede comprar en Manaus.

Es aconsejable cerciorarse de las condiciones de equipaje de las compañías aéreas.

Sanidad

Aconsejamos visitar la página del Ministerio de Asuntos Exteriores (..... enlace), y consultar en los Centros de Vacunación. Es exclusiva responsabilidad del viajero seguir las prescripciones o recomendaciones que allí se recogen u otras.

No se exige ninguna vacuna para entrar en el pais, aunque nosotros viajamos con la vacuna de la fiebre amarilla, y llevamos cápsulas de Vitamina B1, que al absorberla el cuerpo produce una sustancia repelente para los insectos al sudar. Respecto a la malaria, normalmente aconsejan tratamiento preventivo (Lariam u otros), que debe empezar a tomarse antes del viaje.

Igualmente se recomienda no consumir agua no embotellada, hielo, productos no cocinados, etc.

Alojamientos

En esta opción "Amazonas de Lujo", nos hospedaremos en Manaus en un hotel de lujo, sito en Ponta Negra (no es el centro de la ciudad). En este hotel se incluye desayuno tipo 'buffet'. Es importante indicar si se requiere habitación individual, ya que los precios son distintos.

En la selva manejamos dos opciones, ambas de lujo, pero en un caso más exótico, rústico y más intregado en la naturaleza.

En ambos casos existen variedad de tipos de habitaciones, con diferencias ostensibles en cuanto a precios, de ahí que no podamos precisar un precio.

Condición física

Si se opta por realizar una caminata por la Selva, normalmente tendrá una duración mínima de dos horas, por lo que tiene una cierta exigencia física. Habrá que saber aguantar el calor, tormentas y la humedad que serán más que probables compañeros de viaje en algún momento de la aventura.

Pero insistimos en que será el propio viajero el que marque el nivel de aventura o exigencia física, siendo en su caso un viaje perfectamente apto para familias.

 
Es requisito indispensable el tener una mentalidad positiva, espíritu de grupo y capacidad de adaptación. En determinados casos puede haber condiciones meteorológicas adversas,  falta de confort o dificultades de higiene, que si no es así pueden hacer el viaje más duro.